Paneles solares JBT_pequeños

Las instalaciones de JBT en Sint Niklaas (Bélgica ) están a punto de completar uno de los proyectos de sostenibilidad más ambiciosos de la empresa, con la instalación de más de 1.000 paneles solares que, una vez en funcionamiento, representarán el 25% del uso total de energía del centro de 260.000 pies cuadrados. El proyecto, que es la culminación de meses de cuidadosa planificación, forma parte de una iniciativa a gran escala para adaptar Sint Niklaas y otras instalaciones más antiguas de JBT a la estrategia global de sostenibilidad de JBT para 2020.

El Plan de Acción Energética interno de JBT se enmarca en la estrategia de sostenibilidad e incluye un importante trabajo para reducir el uso de la calefacción, el combustible y la electricidad en lugares como Sint Niklaas. Como parte del plan, también se están sustituyendo los tejados más antiguos del centro y se está mejorando el aislamiento; un esfuerzo que hasta ahora ha ayudado a reducir los costes de calefacción de Sint Niklaas en aproximadamente 150.000 dólares al año.

JBT Sint Niklaas 2

Paneles solares en JBT Sint Niklaas, Bélgica

"En Sint Niklaas, estamos en unas instalaciones muy grandes, pero antiguas, por lo que en los últimos años hemos renovado el armazón y el tejado, lo que nos ha dado la oportunidad de instalar también paneles solares", explica el director de HSE e instalaciones, Jan Vangansbeke. "Aquí, en Sint Niklaas, estamos situados en una zona residencial y, en ese contexto, queremos tener muy en cuenta el entorno que nos rodea y nuestra responsabilidad social corporativa".

La colocación de un total de 1.048 paneles solares, capaces de generar un total de 330 KWp o alrededor de una cuarta parte del consumo total de energía de las instalaciones al año, implicó una estrecha comunicación entre todos los socios desde el principio, lo que finalmente ayudó a obtener resultados extremadamente buenos, según Vangansbeke.

JBT Sint Niklaas 1

Vista de los paneles solares recientemente instalados por JBT Sint Niklaas

Sin embargo, el proyecto no estuvo exento de desafíos. "Tenemos techos de cubierta de acero aislados con paneles flexibles de conexión entre ellos para permitir más luz natural, pero éstos suponían un peligro durante la instalación", explica. "Lo que hicimos fue colocar un alambre de malla galvanizado -como el que utilizan en el hormigón- que se fijó al tejado para poder instalar y mantener los paneles solares con seguridad".

De cara al futuro, Vangansbeke afirma que JBT seguirá trabajando en el revestimiento del edificio de Sint Niklaas y sustituirá gradualmente los tejados antiguos restantes como parte de la campaña general para lograr un uso más sostenible de la calefacción y la electricidad en las instalaciones. Otras iniciativas futuras incluyen la instalación de estaciones de carga para vehículos eléctricos.

Más información sobre JBT y la sostenibilidad