TO READ THIS ARTICLE IN ENGLISH, SEE HERE

de JBT México Jorge Brito - que estará presente en el evento Expo Pack de esta semana en Guadalajara, México, del 13 al 15 de junio, en el stand 1106, explica aquí por qué es vital mantener el contacto cara a cara con los clientes, incluso en la era moderna de Internet.

Para cualquiera que analice cómo ha cambiado la forma de hacer negocios en los últimos 20 o 30 años, es casi inevitable que la llegada de internet a nuestra vida cotidiana sea una de las principales conclusiones. Desde las páginas web hasta las redes sociales, parece que el mundo de los negocios y las comunicaciones entre empresas gira en torno a internet.

Este fenómeno ha aportado beneficios tanto a los proveedores como a los clientes. Por ejemplo, el correo electrónico se ha convertido en una herramienta útil e importante que facilita enormemente los contactos. Para los que hemos trabajado en los años 80 o 90, ¿quién no recuerda las dificultades para enviar cartas por fax o los problemas para leer los mensajes borrosos cuando llegaban por la misma máquina? ¿O el reto de contactar con la gente por teléfono?

Aun así, la importancia del contacto directo y personal con los clientes actuales y potenciales es enormemente importante para cualquier empresa. Poder poner una cara a un nombre puede ayudar a desarrollar una relación comercial y generar confianza.

Jorge Brito (centro) con el equipo de JBT México en la Expo Pack 2016

Presencia importante
Como profesional de la industria alimentaria, comencé mi carrera en JBT México hace 12 años tras 15 años en el sector alimentario. Comenzando con la cartera de tecnologías de conservación y enlatado, tuve la responsabilidad no sólo del mercado mexicano, sino de toda América Latina.

Hoy, desde mi oficina en León, Guanajuato, superviso la promoción de la línea de productos de Alimentos Líquidos de JBT, que abarca el procesamiento de frutas, lácteos y atún, así como productos de enlatado y conservación. Desde León y nuestras instalaciones en Puebla, donde tenemos una planta piloto, estamos bien situados para atender a todo México, al tiempo que cubrimos clientes desde Centroamérica hasta la región andina, donde mantenemos una importante presencia en países como Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela.

En todos los casos, establecer y mantener el contacto personal ha sido un factor clave para el éxito de JBT y de nuestra línea de productos en toda América Latina. Como empresa, el contacto cara a cara con los clientes ha sido fundamental para hacer buenos negocios para JBT porque, a pesar de la revolución tecnológica de las últimas décadas, poder establecer una relación comercial con un cliente en persona sigue siendo impagable.